Sindicatos del Cono Sur acuerdan voto político a favor del Apruebo en Chile

Sindicatos del Cono Sur acuerdan voto político a favor del Apruebo en Chile

Descargue PDF

Más de 80 dirigentes y dirigentes representantes de las grandes confederaciones sindicales de Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay reunidos en Buenos Aires los días 18 y 19 de agosto, acordaron un texto de respaldo para apoyar la opción Apruebo en el plebiscito de salida de Chile del 4 de septiembre. “En este momento tan relevante de su historia, nuestro llamado es a votar masivamente a favor de la Nueva Constitución dando así un ejemplo notable al resto del mundo respecto de la posibilidad cierta de poder construir una sociedad más justa y solidaria”.

Lealo abajo:

VOTO POLÍTICO A FAVOR DE APRUEBO

Chile vive al presente uno de los momentos históricos más trascendentales de su historia moderna. En efecto, producto del Estallido Social de Octubre del año 2019, gatillado por el alza en el precio del transporte público que motivó la airada reacción de las y los estudiantes secundarios, la clase política dominante se vio forzada a construir un Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución iniciándose así el proceso constituyente cuyo capítulo final se vivirá el 4 de Septiembre próximo.

Es del caso señalar que no fue solo el aumento en el precio del transporte público la causa del así llamado Estallido Social, este fue la culminación de procesos de movilización social previos en torno a demandas postergadas por décadas tales como salud, educación, seguridad social, entre otras. Fue la respuesta ante el abuso sistemático de los poderosos así como ante la creciente corrupción que caracterizaba a las principales instituciones del país tales como el Gobierno, el Parlamento, las Fuerzas Armadas y de Orden, el empresariado y la Iglesia Católica, todo ello coincidente a la vez con la creciente frustración ciudadana ante expectativas insatisfechas generadas a partir del término de la dictadura.

Siendo el proceso constituyente la respuesta de la clase política ante una movilización social ascendente y que amenazaba sus posiciones de poder y privilegios, ya en el plebiscito de entrada evidenció la distancia tremenda de la gente con la oligarquía, hecho que queda demostrado categóricamente con los resultados del plebiscito de entrada que arrojó un resultado cercano al 80% de la votación favorable a una Nueva Constitución que fuera redactada por constituyentes elegidos en un 100% rechazando la opción de una Convención Mixta en la que participaran representantes del Parlamento.

Ya desde incluso antes del inicio del proceso en cuestión, los sectores más reaccionarios de Chile optaron por deslegitimarlo haciendo uso y abuso de los medios de comunicación de su propiedad desatando una campaña del terror asociando una nueva constitución al caos 2 y a la “venezuelización” del país, no pudiendo sin embargo evitar que la Convención Constitucional concretara una propuesta que será sometida a votación próximamente.

Chile vivió una de las dictaduras más feroces del continente con miles de muertos y detenidos desaparecidos después del Golpe de Estado de 1973, bajo la cual el país fue sometido a las así llamadas políticas de ajuste estructural diseñadas por el Banco Mundial y el FMI con la finalidad de imponer el modelo neoliberal bajo el cual, al Estado se le restringe a un rol estrictamente subsidiario lo que determina que los principales derechos sociales quedan sometidos a la lógica del libre mercado cuyas consecuencias, en término de profundas desigualdades, son de sobra conocidas.

El próximo 4 de Septiembre Chile tendrá la posibilidad de enterrar definitivamente el funesto legado de Pinochet e iniciar un camino que les permitirá avanzar decididamente en la construcción del Estado Social, Democrático y de Derecho definido como el artículo 1° de la Nueva Constitución.

En definitiva, habiendo sido Chile el laboratorio principal de las recetas neoliberales patrocinado por la banca internacional y las grandes corporaciones trasnacionales, hoy ese país que fuera el conejillo de indias del neoliberalismo, puede transformarse en la tumba del modelo de desarrollo más execrable de la historia votando Apruebo, para así, contar con una Carta Fundamental que será la más avanzada de esta época asumiendo los desafíos del presente tales como la garantía de derechos fundamentales, el reconocimiento de la plurinacionalidad, definir la paridad como una exigencia en todas las instituciones del Estado, además de reconocer los derechos de la naturaleza y de los animales desde una profunda visión ecológica.

En el contexto, las organizaciones sindicales integrantes de la Subregión del Cono Sur de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), reunidas en Buenos Aires, Argentina, hacemos llegar al pueblo de Chile nuestro total respaldo en este momento tan relevante de su historia, y llamamos a votar masivamente a favor de la Nueva Constitución dando así un ejemplo notable al resto del mundo respecto de la posibilidad cierta de poder construir una sociedad más justa y solidaria.

Buenos Aires, 19 de agosto de 2022