El objetivo de la guía lanzada este martes (8) es ayudar a las organizaciones del continente americano en la defensa de los derechos humanos laborales y sindicales a través del uso de este importante instrumento político y legal internacional.

La Internacional de Servicios Públicos (ISP) lanza este martes 8 de octubre la “Guía Práctica para la Acción Sindical en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos". La publicación, la primera de este tipo en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA), busca ayudar a las organizaciones sindicales a hacer el uso más apropiado de este importante instrumento político y legal en casos de violaciones a los derechos laborales y sindicales.

Disponible en español, inglés y portugués, la guía es parte del proyecto “Lucha contra los retrocesos, fortaleciendo a los sindicatos en la promoción de la igualdad de oportunidades y combatiendo la discriminación”, que es una asociación entre la ISP y el centro de capacitación Bildungswerk BUND de la central sindical alemán, DGB.

Descargue abajo la guía:

El uso de este instrumento puede traer resultados favorables para los sindicatos, ya que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos tienen el mandato, las normas interamericanas y los mecanismos de acción necesarios para presionar política y jurídicamente a los Estados de la región para que cumplan con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

Para ello, la guía proporciona información práctica sobre los distintos elementos institucionales, conceptuales y operativos del Sistema Interamericano, detallando cómo funcionan sus órganos de control, cuáles son las normas interamericanas y qué relación existe entre este sistema y los otros sistemas de protección internacional.

Se sugiere que las organizaciones sindicales utilicen de forma coordinada todas las herramientas políticas y jurídicas de actuación de los órganos del Sistema Interamericano a fin de defender los derechos conquistados, promover las legítimas reivindicaciones de las trabajadoras y los trabajadores además de proteger a las víctimas de la violación de sus derechos humanos. La utilización del Sistema Interamericano puede llevarse a cabo en paralelo y de forma articulada con los otros sistemas de protección internacional de derechos humanos, especialmente el sistema de control de la OIT. No obstante, es importante recordar que, si bien es necesario aprovechar al máximo todos los instrumentos internacionales posibles, estos organismos internacionales no son un atajo: una base sólida y bien organizada sigue siendo fundamental para la lucha por los derechos.