Más de 90 sindicalistas de América Latina, Canadá y el Caribe se reunieron para debatir temas como los desafíos sindicales para los próximos debates sobre el futuro del trabajo, el rol de los servicios públicos y su responsabilidad de género, el impacto de la tecnología en el mundo laboral y el Convenio sobre Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo de la OIT.

Con la asistencia de más de 90 sindicalistas de América Latina, Canadá y el Caribe se realizó entre los días 5 y 7 de noviembre, en Santiago de Chile, la Conferencia Regional de la ISP “El futuro del trabajo y acabar con la violencia y el acoso en los servicios públicos". En la inauguración estuvieron presentes Carolina Espinoza, como titular del Cono Sur en el Comité Ejecutivo Regional Interamericano de la ISP (IAMREC); Jocelio Drummond, en su calidad de secretario regional; Mabel Batista, especialista en actividades para los trabajadores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); y el ministro del Trabajo y Seguridad Social de Chile, Nicolas Monkeberg.

El primer panel - integrado por Jacob Velasco, de la OIT; Barbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT); Marcelo Di Stefano, integrante del IAMREC; y Julio Fuentes, secretario general de Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) - versó sobre los desafíos sindicales para los próximos debates sobre el futuro del trabajo. Los panelistas hicieron una puesta en común de la información que circula en torno al centenario de la OIT y una evaluación sindical desde esa discusión. El panel fue introducido por la secretaría general de la ISP, Rosa Pavanelli, quien puso el énfasis en la visibilidad de las y los trabajadores públicos en el documento sobre el futuro del trabajo.

El futuro del trabajo en el marco de los derechos humanos de segunda generación y el rol de los servicios públicos en la construcción de la igualdad fueron los temas del primer panel de la segunda jornada de la Conferencia. Se analizó las dimensiones del trabajo en el futuro para garantizar el desarrollo sustentable y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La responsable mundial de Género de la ISP, Verónica Montúfar, se refirió especialmente al rol de los servicios públicos, su responsabilidad de género, y el rol de sus trabajadores y trabajadoras para que el desarrollo sostenible sea inclusivo y respetuoso de los derechos laborales.

El segundo panel debatió sobre el impacto de la tecnología, las nuevas formas de trabajo y los desafíos de la cuarta revolución en el marco de futuro del trabajo.

En tercer panel de la segunda jornada se discutió el panorama sectorial sobre el Futuro del Trabajo en los Servicios Públicos. Se analizaron los cambios en materia de política de jibarización del Estado y privatizaciones desde la óptica de lo sectorial, y se plantearon algunos desafíos respecto a la organización, unidad sindical, formación y articulación regional de los sectores.

En la tercera jornada, las y los participantes debatieron especificamente sobre el Convenio sobre Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo, discutieron sobre la estrategia hacia la Conferencia Internacional del Trabajo 2019 y la proyección hacia el futuro del trabajo, y elaboraron y aprobaron declaraciones sobre el futuro del trabajo  y sobre acabar con la violencia y el acoso laboral.

“Desde el movimiento sindical definimos categóricamente que no hay futuro del trabajo sin que discutamos el presente del trabajo. No hay dignidad laboral en el futuro sin dignidad en el presente, queremos desde ahora la promoción del trabajo decente, el cumplimiento efectivo de los Convenios Internacionales del Trabajo, y el respeto a los derechos humanos laborales para todos y todas, en todo el mundo (...) Es fundamental plantear la centralidad de los servicios públicos para responder al acceso de las y los ciudadanos al empleo y trabajo digno. Sin servicios públicos que sean la fuente material de satisfacción de sus derechos humanos fundamentales, no existen garantías para la integración en el mercado de trabajo en igualdad de condiciones”, dice la declaración sobre el futuro del trabajo. 

Por su vez, la declaración sobre violencia y acoso laboral afirma:

"Asumimos con convicción y orgullo que el momento actual que vivimos en el escenario global de gobernanza sobre el mundo del trabajo, relativo a la discusión y posible adopción de un Convenio y Recomendación para abordar la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo, es la síntesis de una lucha que hemos llevado las mujeres del movimiento sindical internacional con el objetivo de contar con un instrumento que aborde la violencia basada en el género, como un factor transversal y sistémico en el mundo del trabajo. Asunto que fue el punto de partida en un camino en el que ahora los pasos se han ampliado en forma y contenido para abarcar al mundo de trabajo como un todo y el abordaje de la violencia en sus múltiples determinaciones, convirtiendo al momento en un escenario político trascendental ahora para el conjunto del movimiento sindical; más aún cuando vivimos un contexto político nacional e internacional de arremetida contra nuestros derechos, que han costado luchas y hasta vidas (...) Vivir este momento  con la histórica responsabilidad  de hacerlo realidad en términos normativos en el marco de la discusión del Centenario de la OIT, nos pone ante el mundo como Grupo de los Trabajadores, como Sindicatos Globales y de manera particular a la ISP como la Federación Sindical Internacional representante de los trabajadores y trabajadoras del sector público en el seno de la OIT con la posibilidad de recuperar la iniciativa política, pasar a la contraofensiva en el debate del mundo del trabajo, con capacidad de diálogo y movilización."

 


Declaración sobre el futuro del trabajo: español / english

Declaración sobre violencia y acoso en el mundo laboral: español / english

Vea las fotos del seminario: aquí, aquí, aquí y aquí.